Tras el partido del miércoles donde la UC igualó 1-1 ante Real Potosí, el técnico Mario Salas analizó la eliminación, descartando que los cambios en la segunda etapa hayan propiciado el resultado.

“Yo soy el único responsable de esto, estoy bajoneado por lo que sucedió en la cancha y este equipo mereció un resultado distinto”, expresó el DT “cruzado”.

“La entrega de los jugadores es elogiable, más allá del penal desperdiciado por Llanos”, agregó.

Sobre las modificaciones, el “Comandante” explicó que con las salidas de Jaime Carreño y Carlos Lobos, el equipo buscaba “ser más incisivo, en especial con la precisión de Carlos Espinosa. Si hoy no se pudo ganar fue porque no tuvimos precisión ni definición que se viene arrastrando de hace tiempo”.

Finalmente Salas se refirió a los fanáticos que piden su salida de la banca franjeada.

“Nosotros somos respetuosos de lo que siente el hincha, le duele como jugó el equipo. Esperamos el domingo encarar el partido ante Santiago Wanderers con otra actitud y hacer lo posible por ganar”, cerró.

Ahora Universidad Católica deberá enfocarse sólo en el Torneo de Apertura 2016, donde hasta ahora registra tres empates y marcha décimo en la tabla con tres unidades.

El domingo recibe a las 17:30 horas a Santiago Wanderers en el Estadio San Carlos de Apoquindo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 15 =