A menos de una semana de enfrentarse al Atlético en los octavos de la Champions, el Bayer Leverkusen, donde milita Charles Aránguiz, vive una fase de inquietud permanente. El conjunto dirigido por Roger Schmidt, acostumbrado a pelear por las plazas de Champions en la Bundesliga, no suma con continuidad (es noveno) y por tanto no logra entrar en la pugna por Europa. Tampoco podrá contar con la ayuda de su arquitecto, Hakan Çalhanoglu, debido a una sanción de cuatro meses por rescindir sin motivo un contrato con el Trabzonspor en 2011.

El pasado sábado, tras dos derrotas consecutivas ante el Gladbach y el Hamburgo, el conjunto de las aspirinas volvió a sumar tres puntos gracias a un doblete de Chicharito ante el Frankfurt, pero el triunfo por 3-0 no le puso punto y final a las dudas sobre el futuro de Schmidt, más cuestionado que nunca. Mucha culpa de ello tiene la cadena televisiva Sky, que horas antes del encuentro ante el Frankfurt daba por hecho el despido de Schmidt, provocando un enfado enorme en las filas del Leverkusen. Rudi Völler, actual director deportivo, boicoteó a la cadena después del encuentro y no le concedió entrevistas.

Respuesta. “Un bulo tan monstruoso justo antes de un partido importante es una guarrada enorme”, fueron sus palabras. “Exigimos que pidan disculpas en público y queremos saber quién se inventa algo así”, agregó. Carsten Schmidt, mandamás de Sky, no tardó en pedir perdón, pero la noticia falsa ya había llegado al vestuario del Bayer y al propio Schmidt. “El equipo jugó como si no se hubiera enterado antes del partido”, dijo el técnico del Leverkusen y añadio: “Me encantaría volver a abrir el periódico un día de manera relajada. Espero que estén por venir tiempos mejores.“

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 14 =